Cómo se utiliza un decantador

decantador de vino

Una técnica muy habitual entre los buenos amantes del vino es decantarlo. Por regla general, existen dos motivos por los que utilizar un decantador de vino: uno, para separar sus sedimentos y/o dos, oxigernarlo y abrir sus aromas. No obstante, la manera de usar el decantador de vino dependerá de sus cualidades, como el tipo de uva o el tiempo de maduración, así como el momento justo en el que se decante.

Vinos jóvenes

De esta manera, para decantar un vino joven el proceso es muy sencillo, solamente hace falta abrir la botella y vaciar su contenido en el decantador de vino. Con esto, conseguimos que se oxigene, se oxide y evolucione rápidamente, consiguiendo que se acelere su maduración para descubrir sus aromas y sabores. Esta acción es la misma que realizamos cuando hacemos que gire en la copa, potenciando las excelencias aromáticas del vino, principalmente, los matices más frutales.

Vinos añejos

En cambio, si lo que queremos decantar es un vino añejo, deberemos trasvasar lentamente el vino de la botella al decantador de vino, para que los sedimentos que se hayan producido por el paso del tiempo, permanezcan en la botella. Tendremos que tener mucho cuidado con los cambios drásticos de temperatura, por lo que la botella y el decantador de vino deberán estar a la misma.

El momento

Respecto a cuándo decantar el vino, en el primer caso, los vinos más jóvenes, deberán hacerse con anterioridad, de una a tres horas previas al momento de degustarlos. Con ello, conseguiremos que tomen fuerza y alcancen su máxima expresión, sólo posible gracias al decantador de vino.

En el caso de los tintos más maduros, decantaremos en el mismo momento del servicio y no perder así ninguna de sus propiedades.

En ambos casos, la cantidad que hayamos vaciado en el decantador de vino deberá consumirse en el mismo servicio, ya que de lo contrario, perderá todas sus propiedades. También optaremos por realizar el decantado en privado, nunca a la vista de los invitados, a menos que éstos sean de confianza y deseen conocer la técnica.

Como anécdota, el origen de esta práctica ya era conocida por los griegos y romanos, que decantaban el caldo en vasijas de barro en los ambientes más humildes y de porcelana, en los círculos más selectos.

En la actualidad, el decantador de vino está fabricado en cristal, que permite observar con mejor claridad el color; y en diversas formas y modelos, siendo una pieza indispensable en el arte de vestir y decorar la mesa.

decantador eclipse de Cristal de Sèvres

Decantador de vino Eclipse. Cristal de Sèvres

El outlet de la mesa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s