Cómo reconocer un vino picado

vino-probar

Después de conocer cómo servir un vino cuando nos encontramos en una cena formal, es el momento de saber reconocer cuando un vino está en óptimas condiciones o, por el contrario, se encuentra defectuoso para el consumo. Por regla general, no existe un mal vino, sino que hay caldos que, con el paso del tiempo o por circunstancias adversas, terminan perdiendo sus cualidades. No obstante hoy te voy a dar los trucos y consejos para detectar y descartar un vino picado. Asimismo, si la próxima vez te encuentras con alguno de estos fallos al acudir a un restaurante, no lo dudes, pide al camarero que te cambie el producto.

Descubre las últimas novedades de nuestra tienda respecto al mundo del vino pulsando en este enlace.

 1. El corcho

Es el primer detalle que salta a la vista nada más observar la botella. Éste debe encontrarse en perfectas condiciones y ligeramente empapado. Si estuviese seco, significa que la botella no ha estado almacenada en una posición correcta. Si, además, el tapón sobresale sospechosamente por encima de la boca de la botella, es posible que el producto haya permanecido a diferentes contrastes de temperaturas, lo que finalmente haya afectado a su calidad.

2. El olor

Los vinos picados son fáciles de detectar también por el olor. Un fuerte olor a manzana podrida, a corcho o, directamente, a moho, es un síntoma inevitable de que el vino se ha echado a perder. Tampoco es usual que no se reciba olor alguno del vino o que haya perdido sus matices afrutados. Esto ocurre cuando no se ha tapado correctamente. 

vinos-color

3. El color

Cuando los vinos tintos se exponen al oxígeno durante un largo periodo, pierden su color rojizo y se vuelven marrones. Esto denota que el vino se ha pasado. Lo mismo ocurre con vinos blancos cuando se tornan a color ámbar. Si, además, el vino alberga burbujas o espuma aún sin agitarse, significa que ha fermentado, por lo que debemos desecharlo inmediatamente.

4. El sabor

Llegamos al punto más importante. En los vinos picados, al contacto con la boca, se percibe un fuerte sabor agrario y picante, que recuerda al vinagre.

5. Extra. Otros detalles que no implican que el vino esté defectuoso.

La presencia de posos no corresponde a que el caldo se haya deteriorado. De hecho,  para muchos expertos en la materia, eliminar esta parte supone acabar con las virtudes y el cuerpo del vino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s