5 claves para reconocer el auténtico cristal de Bohemia

10160-splendid-set

Splendid de Moser, el cristal de Reyes

Cuando haces una inversión en una cristalería, una de las mayores preocupaciones es la calidad del cristal. Precisamente, uno de los más famosos en cuanto a este sentido es el cristal de Bohemia, denominación de origen de la República Checa. Fabricado artesanalmente por las manos de los maestros vidrieros desde hace más de siete siglos, la belleza y perfección de este cristal es inigualable. Su singularidad reside en la máxima transparencia del vidrio, imitando el cristal de roca y, especialmente, en el tallado perfecto de sus piezas. Dada su gran demanda, muchas han sido las fábricas que han querido imitarlo, pero hay aspectos clave que lo distinguen del resto. ¿Sabes cuáles son?

1. Su composición

El cristal de Bohemia, según la ley, debe contener como mínimo un 24% de óxido de plomo (PbO), lo que aumenta el índice de refracción de la materia prima. En palabras más comunes y menos científicas, con esto se consigue que, cuando entra la luz, ésta se divida en múltiples matices, como cuando atraviesa un prisma, dispersándola para alcanzar un brillo inimitable.

2. Cristal soplado

Las piezas están sopladas a boca por los maestros artesanos y tallados a mano. Cada artesano puede tardar una jornada completa hasta que finaliza una copa.

3. Incoloro

El cristal de Bohemia no tiene tendencia a ningún color, es puro. Esto quiere decir que el color es neutro y translucido, sin matices amarillos, azules o grises.

4. Sin impurezas

Las copas fabricadas con este cristal no contienen impurezas en los dos tercios superiores del cáliz. Si puede albergar alguna ‘burbujita’ en otras de sus partes, ya que está realizado íntegramente a mano, lo que le da aún más autenticidad. En resumen, cada pieza es única.

5. Sonoridad

Al contrario de lo que se ha transmitido por la creencia popular, la sonoridad no es uno de los rasgos que identifican la calidad del cristal. El que ‘suene’ más o menos dependerá de la cantidad de masa y la forma en la que esté soplada la copa en cuestión. Es decir, si el cristal es grueso y su forma es de cono invertido, el sonido vibrará menos; mientras que si la copa es fina y su cáliz es cóncavo, se mantendrá.

En conclusión, el cristal de Bohemia es fácilmente reconocible por su extrema transparencia, de brillo insuperable y libre de matices grises o amarillos. Asimismo, es fabricado totalmente a mano en todas las partes de su proceso, incluyendo el soplado y el tallado. Teniendo en cuenta estas cinco premisas, te será más fácil encontrar una cristalería de suprema calidad, elegancia y sinónimo de buen gusto.

Compra Cristal de Bohemia en nuestra tienda Table de Luxe

Visita nuestro outlet con los mejores precios en Cristal de Bohemia El outlet de la mesa

Puedes seguirnos también Facebook.

El outlet de la mesa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s